Vino para dummies: Maridaje I

El maridaje es el acto de seleccionar y unir ciertos vinos y comidas para que, al combinarlos, potencien sus características positivas y la experiencia gastronómica sea más satisfactoria. Para muchos es una experiencia de lujo. Hoy te vamos a revelar algunos secretos a tener en cuenta para hacerlo desde casa.

Antes de experimentar con comida y vino en casa debemos entender que es importante seguir ciertos pasos. Es muy complicado que tengamos una comida balanceada tanto en consistencia como en sabor si comemos una picada, un gran bistec, una torta de triple chocolate y todo eso lo complementamos con un vino fuerte. Suena pesado, ¿cierto?. Es por eso que el menú se debe ordenar según la intensidad de los platos y, así mismo, ordenar los vinos.

De esa regla básica surge que las entradas se acompañen con vinos blancos o rosados, luego vinos tintos jóvenes, tintos maduros y, para finalizar, vinos dulces.

Expertos de la bodega de vinos Masi, nos cuentan que, para una entrada con carnes de intensidad ligera como platos de mariscos, ceviche o pescados, un vino blanco como el Masi Masianco es un excelente acompañante. Seguidamente, para carnes rojas, carnes de caza o codornices, recomienda Masi Amarone, vinos con cuerpo, complejos, aterciopelados y bien equilibrados; sus características hacen que sea ideal con carnes de sabor atrevido.